ENGLISH
Agendar una cita

Tras la cumbre COP26, nos hemos quedado con algunos detalles en agenda pendientes de cómo podemos contribuir como empresas y personas para disminuir los estragos de la crisis climática.

Aquí te van algunas ideas de inversiones para el futuro, que pueden mejorar el medio ambiente local.


Cambiar flotillas de transporte que utilicen energía limpia o pensar en formas de movilizar productos más sostenibles, que dejen una menor huella de carbono.

El transporte de productos es uno de los principales problemas. Esta globalización que nos permite con facilidad consumir cosas hechas del otro lado del mundo, también es la que ha generado que se requiera mayor explotación de recursos no renovables para obtener combustibles.

Invierte en flotillas movidas por el aire o energía obtenida del sol. Pon una electrolinera en tu empresa.

Hacernos cargo de nuestra basura, como personas y como empresas. ¿qué pasa con nuestros desperdicios y cuándo el producto que vendemos es descartado?

Los desperdicios que generamos día con día, son un gran problema, sobre todo cuando contienen residuos plásticos o contaminantes. El simplemente olvidarse de un producto una vez que sale de la empresa (o cuando la descartamos en casa), es de las acciones más irresponsables que hemos aprendido. Necesitamos tomar acciones más radicales con nuestra basura.

Desde separarla, clasificarla y utilizarla, hasta recolectar la que ya fue tirada sin responsabilidad. Invierte en quién pueda hacerte un desarrollo de proyecto para reutilización de recursos y desperdicios.

Limitar la tala de árboles y reforestación.

Si cuentas con un área desocupada que pueda contener más árboles ¡siembra! Patios, pasillos, camellones deberán estar llenos de árboles, proveyendo de nuevos pulmones a las áreas urbanas. Considerando siempre especies, variedades, tipos de suelo y cómo se comporta la ciudad para no afectar al árbol y a la ciudad.

Invertir en la colocación de árboles dentro de la empresa podrá hacer que no solo tengas un pulmón cerca, mejora la calidad de vida de los empleados, al ver naturaleza rodear el lugar de trabajo.

Cambiar tu mentalidad a una economía más ecológica.

Esta es de las más difíciles. Ya que hay que desaprender mucho de lo que se nos inculcó. Desde cómo consumimos agua, cuando compramos algo, para movilizarnos, etc. Nuestra mentalidad debe ser más en pro del planeta, y para ello puedes encontrar libros y videos en Youtube.

Invertir en cursos, talleres o actividades para fomentar la economía ecológica, es parte de las ESG que puedes fomentar en tu empresa.

Restaurar los ecosistemas

inversiones para el futuro

Foto de Mikhail Nilov en Pexels

Súmate a campañas de limpieza, reforestación, o recuperación de espacios. Haz activismo pacífico con tus vecinos, enséñale educación ambiental a tus hijos y familiares.

Invierte en campañas internas y externas para restaurar. No solo ayuda al no solo ayudarás al ecosistema, también tendrás una satisfacción del equipo y ayuda a crear una mejor imagen del negocio.

El 2021 nos trajo un segundo año de ajustes en materia de innovación verde rumbo al 2022.

Retos que no solo trataron de tecnología, sino de cómo los gobiernos internacionales continúan enfrentándose a la crisis climática, la crisis de los hidrocarburos y a la creciente demanda de sus gobernados para encontrar mejoras en las condiciones ambientales. Se necesita innovación verde rumbo al 2022 y los años que vienen.

En la última reunión, COP 26 ("Conferencia de las Partes" 26), que tuvieron los mandatarios de más de 197 países en Glasgow, Irlanda a finales de octubre e inicio de noviembre, las negociaciones y pactos dejaron algo en claro: estamos ante la última oportunidad de frenar el daño antes de que suceda.

Hay que limitar el calentamiento por debajo de los dos grados centígrados (idealmente 1,5ºC), como se fijó en Acuerdo de París, adoptado en 2015. Y es que el cambio climático ha dejado de ser un incómodo problema, para convertirse en una emergencia mundial que amenaza la vida del planeta en las próximas tres décadas.

El aumento de las temperaturas arriba de esa magnitud, para fines del siglo podría suponer un aumento del 62% de zonas calcinadas debido a incendios forestales en el hemisferio norte durante el verano, la pérdida del hábitat de un tercio de los mamíferos del mundo y períodos de sequías más frecuentes, de entre cuatro y diez meses.

Foto de Scott Webb en Pexels

Cada vez nos queda menos tiempo, para ser exactos ocho años, para reducir a la mitad las emisiones de gases de efecto invernadero. Esto solo se podía llevar a cabo si los líderes que asistieron al COP 26 se ponían de acuerdo, presentaban planes en concreto y que pudieran cumplirse. No solo eso, también deben apoyar a los países en desarrollo, porque la tarea es de todos.

Sonaba bien, pero muchos de los compromisos hechos, tienen un retraso hasta 2030, lo que hace dudar de si se lograrán las metas que incluyen proteger a la comunidades y a los hábitats naturales, financiar a otros países que no cuentan con los recursos y sufren de lo que otros han descuidado. Es trabajo en conjunto.

La innovación verde rumbo al 2022, no trata solo de creación de nuevas tecnologías, nos habla de hacer comunidad, de exigencias al gobierno, compromiso real de las empresas, labor que tenemos que hacer todos queremos lograr superar la crisis climatológica.

La energía limpia, en realidad, fue la primera fuente de energía que utilizó el humano.

Desde tiempos remotos el sol, el aire y el agua fueron los auxiliares principales para las labores cotidianas. Desde la navegación con barcos de vela, los molinos junto a los ríos, o la forma en la que se construían los edificios para aprovechar la luz y el calor del sol. El ser humano simplemente tenía que adaptar sencillas máquinas para aprovechar lo que ya se encontraba en la naturaleza. Así comenzó la evolución de la energía limpia.

Sin embargo, la velocidad con la que las civilizaciones fueron creciendo, los avances científicos de distintas épocas, y la necesidad de la constancia de los elementos naturales, llevaron a la utilización de otras fuentes de energía que no eran tan naturales. Empezando por los animales, luego el carbón y otros combustibles, que llevaron al humano a explotar fuentes no renovables. Que en un inicio parecían no tener un fin, que no representaban un gran problema ambiental, ni económico al ser poblaciones o comunidades pequeñas.

Pasaron poco menos de dos siglos para que la humanidad y su crecimiento hicieran notar que la explotación de recursos naturales no renovables, ha sido contraproducente. Un error contaminante, no solo para el medio ambiente, sino que ha atentado contra la salud y el bienestar del ser humano.

evolución de la energía limpia

Foto de Jem Sanchez en Pexels

Aun así, fue hasta 1970 que se volvió a considerar como opción, la utilización de energía limpia, como “alternativa”. Pero al día de hoy, esta forma de obtención de energías ya no es opcional, debe considerarse como la primordial y la óptima. Y no solo eso, el humano está en desarrollo de más avances tecnológicos y científicos para resolver los daños ocasionados por el mal uso de los recursos, y que lo lleven a regresar al origen, aprovecharla sin intervención humana, y continuar así la evolución de la energía limpia.

Hace un mes el presidente presentó a la Cámara de Diputados una iniciativa para reformar los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución federal mexicana, que tienen relación con la industria eléctrica.

Pero, esta propuesta a la reforma energética 2021 ¿afecta? ¿beneficia? ¿y cuál es el futuro de la energía en México? Esta iniciativa es la continuación de una serie de regulaciones que ha adoptado el gobierno mexicano, y la reforma LIE (Ley de la Industria Eléctrica), que interesa a inversionistas privados del sector eléctrico.

La idea general de esta reforma es rescatar y fortalecer la CFE. Garantizar la seguridad eléctrica del país y con ellos lograr mejor costo de la electricidad. Tiene como objetivo revertir la reforma energética de 2013, y contempla cambios en el sector de los hidrocarburos y la minería.

Si la iniciativa se aprueba por el Poder Legislativo, la Comisión Federal de Electricidad se convertirá en un organismo del Estado. Será la CFE la encargada de producir y despachar el 54% de la energía, y el sector privado podrá participar con el 46% restante. Con ello le dará un lugar principal en el mercado, garantizando su participación y dándole el poder de decidir quién puede unirse y quién no.

Desaparecerán los contratos de autoabastecimiento, es decir, las grandes cadenas comerciales y las tiendas de autoservicio tendrán que adquirir energía de la comisión.

Además con estos ajustes, la planeación y regulación del sistema eléctrico regresa a manos de la CFE y ya no lo hará el CENACE / CRE.


¿Afecta? ¿Beneficia? ¿Cuál es el futuro de la energía en México?

Reforma energética 2021

Esta reforma energética 2021 no afectará a los sistemas de paneles solares. La iniciativa dará prioridad a las industrias que son necesarias para la transición energética entre ellas la generación distribuida, es decir promueve el uso de paneles solares para negocio e industria, principalmente. Aclarado en el PRODESEN (Programa para el Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional).

Si apenas invertirás en en paneles solares para tu negocio, no hay impedimento. Los colocados en negocios e industria no forman parte del mercado eléctrico mayorista, y estos ya son aprobados por parte de la CFE. Se consideran parte de la generación distribuida aquellos con capacidad máxima a .499 kwP

Antes de la reforma energética, los contratos de interconexión y contraprestación ya existían y es probable que los cambios sean mínimos.

Para ser aprobada esta iniciativa de reforma, deberá contar el voto favorable de dos tercios de los legisladores de la Cámara de Diputados y la Cámara de Senadores. Así mismo deberá ser aprobada por la mayoría de las legislaturas federativas de la República Mexicana.


¿Qué opinan los ambientalistas de la reforma energética 2021?

La ONG​ ambientalista internacional, Greenpeace en un comunicado a través de su página web, menciona que no se opone a la conversión pública del sector eléctrico en México, pero que sí preocupan las formas que se proponen para este desarrollo, que podrían mermar la salud de la población afectar el medio ambiente y disminuir la democratización de la energía a través de la centralización de los proyectos.

Por otro lado se sabe que poder quemar combustóleo, para generar energía, resulta clave para el plan de refinación, que es uno de los pilares de la política energética que han propuesto este sexenio.

En Fortaleza Energy estamos comprometidos a seguir brindado un servicio de calidad y encargarnos de los trámites de interconexión, garantizando su operación continua, eficiente y segura en beneficio de los usuarios para que tu puedas disfrutar de tus paneles solares en tu negocio e industria sin preocupación, así como el cumplimiento de las obligaciones de servicio público y universal, de energías limpias y de reducción de emisiones contaminantes.

En los últimos meses hemos visto titulares de periódicos decir "Ya es demasiado tarde para frenar el cambio climático", y esto pareciera que lejos de preocuparnos nos da un permiso para “ya no hacer más por el futuro del planeta, ya es tarde”.

La realidad es que no, no es tarde. Según diversos estudios científicos - basados en modelos matemáticos -, hay varios puntos de “no retorno”, y algunos datan desde 1960. Sin embargo, aún hay posibilidades de hacer una modificación a nuestros hábitos de consumo, transporte y producción. Y con ello evitar o por lo menos contrarrestar muchos de los problemas que una crisis climática como la que se avecina podría traer.

Lo que sí sabemos con certeza es que los próximos diez años serán cruciales. Debemos detener definitivamente las emisiones de gases de efecto invernadero al ambiente. Pero no solo eso, debemos eliminar otras 33 gigatoneladas de dióxido de carbono ya presentes en el medio ambiente.

Frenar el calentamiento global es como parar un camión sin frenos. Aunque en motor se pare, seguirá avanzando un tiempo por inercia. «Por eso hay que recortar emisiones cuanto antes. No podemos relajarnos cuando decimos que hay que reducir a la mitad la emisión de CO2 para 2030.

Es decir, no se trata de solamente parar, se trata de remediar y rehabilitar lo que ya hemos destruido. La labor para el futuro del planeta no es solamente de un día, o de las personas en casa, depende de lo que las empresas y los gobiernos también contribuyan.

Necesitamos un cambio de mentalidad, deberemos inculcar educación ambiental a las futuras generaciones. Nuestras acciones necesitan que pongamos el futuro del planeta primero. No es tarde, nunca es demasiado tarde para evitar el cambio climático, lo importante es que pongamos en marcha nuestras acciones YA.


Te recomiendo algunas de estas lecturas para saber más de qué sucede con la Crisis Climática, cuales son los futuros y que acciones se necesitan:

https://www.climaterra.org/post/es-demasiado-tarde-para-detener-el-cambio-clim%C3%A1tico
https://diarioresponsable.com/noticias/28791-no-es-demasiado-tarde-para-detener-el-cambio-climatico
https://www.newtral.es/tarde-detener-calentamiento-global/20201112/

Si pudieras someter a tu empresa, a una exhaustiva revisión, auditoría o radiografía que pudiera diagnosticar tu estatus sostenible, o mejor aún que dijera qué oportunidades tienes de sostenibilidad empresarial, ¿lo harías?

La presión social, ambiental y empresarial en la actualidad, obliga a los empresarios y emprendedores a buscar soluciones y opciones sostenibles para continuar sus operaciones. Sin embargo, y aunque la tendencia global es incorporar a las ESG y las Metas de Desarrollo Sostenibles propuestas por la ONU en el que hacer cotidiano de la empresa, el camino a la sostenibilidad empresarial, es otro.

En México, aun cuando el panorama gubernamental pareciera opuesto, las leyes y los tratados con los que cuenta el país, dejan abierta la puerta para que inversionistas locales y extranjeros que están interesados en proyectos verdes, puedan invertir en empresas con propuesta sostenible, que vayan más allá de simplemente utilizar energía limpia o un buen manejo de residuos.

A continuación te cito algunas ideas para emprender el camino a la sostenibilidad empresarial, por las que puedes partir a analizar tu empresa, y que una vez alineadas a la filosofía ESG, es factible iniciar el camino a la sostenibilidad.

Mejorar las condiciones de las personas que trabajan con nosotros

Si bien es cierto que México cuenta con una de las mejores propuestas de ley del trabajo, muchas de las empresas trabajan con el “mínimo”. Ofrecer mejores condiciones de trabajo, un pago verdaderamente justo, mejorar el ambiente laboral, diversidad e inclusión hacen que la relación que se establece con quienes trabajan con nosotros sea duradera, de confianza y por ende mucho más productiva, laboral y emocionalmente.

Participación en la creación de un mejor medio ambiente en la comunidad

sostenibilidad empresarial

Muchas empresas se preocupan por lo “visible” en lo que respecta al medio ambiente. Se proponen espacios arbolados, cuidan jardineras frente a sus edificios y reciclan la basura. Estas son buenas acciones, que pueden ser acompañadas de soluciones integrales para la comunidad y no solo para los espacios que los rodean. Se puede generar mayor impacto uniéndose a campañas o brigadas activistas mayores, como sembrar árboles en toda la ciudad, o mejorar el ambiente en zonas marginales.

Transparencia corporativa

Por alguna razón existe un gran hermetismo cuando se trata sobre el manejo de la empresa. La pandemia y como algunas empresas, que parecían sólidas, llegaron a la quiebra, probaron que este misticismo alrededor de la situación financiera y corporativa, causa gran incertidumbre en sus empleados. La transparencia permite que se conozca la situación y como conjunto se tomen decisiones para surcar los imprevistos.

Equidad Remunerativa y Entendimiento de la Remuneración

sostenibilidad empresarial

Otro apartado oscuro en el gobierno corporativo de una empresa es el asunto de los sueldos. Es incluso considerado políticamente incorrecto hablar de “cuánto se gana”. Cuando un empleado compara su sueldo y sus labores con lo que gana y hace otro, puede llegar a estar inconforme. El pago equivalente y el entendimiento de los niveles de remuneración permite que los empleados encuentren un valor en su trabajo, y quieran superarse para encontrar un mejor puesto.


Estudiar y conocer el impacto social, ecológico y el gobierno corporativo de tu propia empresa, te abrirá el abanico de posibilidades a la hora de planear un futuro financiero verde. ¿Qué otros rubros pueden tener proyectos de mejora sostenible en una empresa? Cuéntanos en redes sociales qué acciones emprender para encontrar el camino a la sostenibilidad empresarial Instagram, Twitter o LinkedIn.

Acelera la transición energética

¿Estas listo para comenzar?

agenda una llamada con un asesor especializado.
Agendar una cita
Podrás elegir el horario de tu conveniencia.
crossmenu